viernes, 12 de septiembre de 2008

pequeña y sangrienta historia

Un cuento de terror no siempre implica un ser fantástico como protagonista.

En una calle vacía una voz agonizante pide a gritos que la salven.. nadie la escucha, nadie está pasando por allí... la sangre brota a borbotones de su piel rasguñada y exclama mirando al cielo la necesidad de salvación... el cuerpo no le da más y en el piso se revuelca.. los latidos se aceleran y el sudor mezclado con la sangre comienza a emanar un olor extraño... se siente el calor del susurro de su voz cada vez mas apagada y la pronunciación de palabras como: me arrepiento...
La sangre cuagulada se encharca en un pocillo a su lado y su ropa sucia hacen que sea el ser más miserable del mundo... se arrepiente de todo y sufre y llora... lucha contra la vida pero el frio lo congela... se deja morir pausadamente arrepientiéndose de lo que no hizo para defenderse... el corazon se le desgarra mas y mas... poco a poco sus sentidos dejan de percibir sensación alguna.. el cuerpo deja de moverse... la piel se torna dura... el cuerpo recio se tiende en el piso lleno de sangre....

la causa de la muerte... al no haber sentido nunca en su vida amor, el odio lo mató...

2 comentarios:

Levin segura vega dijo...

La redacción me es un poco... "extraña". Pero es un excelente relato. Me fascinó. :D

Levin segura vega dijo...

Así es como moriré. :3