sábado, 29 de marzo de 2008

La muerta en una fiesta



Este es un cuento que yo contaba cuando estaba en el colegio y que también se está convirtiendo en un clásico. (el nombre de los personajes varía pero la escencia de la historia siempre es la misma)

La noche que ocurrió todo, se realizaba una fiesta de cumpleaños a lo grande. En la fiesta habían muchos invitados y algunos otros "colados" que sólo buscaban bailar y divertirse un rato para conocer chicas.

A aquella fiesta llegó Ricardo, sin conocer a nadie entró al lugar sin que lo invitaran. Se sentó en el sillón para observar a la gente que bailaba.

Una chica muy linda, llamada Andrea, se sentó a su costado y él, sin perder el tiempo, comenzó a "hacerle el habla" y luego la invitó a bailar. Así, en esa grata compañía bailaron ambos durante toda la noche.

Andrea le dijo a Ricardo que ya era tarde y debía irse, así que él se ofreció a llevarla en su moto; al principio Andrea no quería, pero Ricardo fue tan insistente que ella tuvo que aceptar con la condición de que Ricardo sólo la dejara en la esquina de su casa pues sus padres se molestarían si la veían con un chico a esa hora y en moto; así que él acepto la condición.

Al salir de la fiesta Andrea comenzó a sentir frío y Ricardo le prestó su casaca de cuero. Subieron a la moto y arrancaron...

Andrea iba guiando a Ricardo hasta que le pidió que bajara la velocidad y la dejara en la siguiente esquina. Él detuvo la moto donde ella le dijo... le hizo una señal con la mano señalándole cuál era su casa y Ricardo dió media vuelta con la moto y se fué.

En la mitad de camino de regreso Ricardo recordó que Andrea se había quedado con su casaca y decidió ir a buscarla. Rgresó al lugar donde había dejado a la chica hace unos momentos y tocó la casa en donde ella le había dicho que vivía.

Salió una señora, y Ricardo pregunto: ¿se encuentra Andrea?,
la señora se sorprendió mucho y le contestó: ¿quién la busca?;
"Dígale que soy ricardo" -dijo él
"ella no se encuentra aquí" -dijo la mujer
"yo la acabo de dejar aquí hace media hora" -replicó
"eso es imposible" -se exhaltó la señora con un tono casi quebradizo...

Hizo pasar al muchacho y le mostró una foto en la pared de su sala donde estaba Andrea; ¿la buscas a ella?, pregunto la señora; Ricardoasintió con la cabeza, mientras la señora se echaba a llorar...

La señora le contó a Ricardo que Andrea, su hija, había fallecido hace 5 años. Ricardo no lo podía creer porque él había estado con ella e incluso le había prestado su casaca.

Juntos, la señora y el chico, fueron al cementerio para ver la tumba de Andrea, y cuando llegaron al lugar encontraron la tapa de la tumba movida y la casaca de Ricardo estaba bañada en sangre sobre la tumba.

1 comentario:

Cecilia dijo...

brr...niña en primer lugar felicitaciones por el blog..m nkantan estas cosas!! creo q tenemos demasiadas cosas en comun :) t kelo muxoote.
En cuanto a la historia, pues si tienes muxa razón, yo la he escuchado en varios lugares y en diferentes versiones, por ejemplo la que escuche en Cajamarca,la chica invita al pata a entrar a su casa, toman cafe y luego pasa lo q ia se imaginan, el chico se va en la madrugada dejando su chaqueta y vuelve al dia siguiente, toca la puerta pero nadie responde, pasa una señora y le dice que nadie vive ahi hace 15 años, que toda la familia se habia ido a otro pueblo despues q violaron y asesinaron alli mismo a la menor de las hijas. El chico no se lo cree y decide entrar, efectivamente todo estaba abandonado, lleno de polvo y telas de araña, incluso la mesa donde estaban dos tazas d cafe a medio tomar y una de ellas tenia huella de carmin pero estaba cubiero por una gruesa capa d polvo y moho. Al anochecer encontraron al joven sobre la tumba de la chica arrojando saliva espesa por la boca, habia perdido totalmente la razon.